Sexto día a bordo

Siendo mi sexto día a bordo, me doy cuenta de que todo no es como me imaginaba. Empezando primero por el camarote, algo que no tiene mucha importancia si no fuera por el hecho de que habiendo solo al principio dos personas (un Indio y yo), nos han metido a otras dos personas para completar. No solo no tenemos ni espacio, sino que hay que luchar para ver quien se ducha antes y después, ya que todos tenemos que empezar a trabajar sobre la misma hora, y para no ducharte en 1 min., tienes que levantarte un rato antes de lo previsto.
Luego en el tema del trabajo la verdad que estoy un poquito embajonado. En ocasiones me pregunto del porque estoy aquí, ya que aquí casi no hay vida ninguna, lo único que se hace es trabajar, trabajar y mas trabajar. Cuando yo llegue al barco me vine con otra idea, la cual veo que no es así. Sabia que seria duro, pero no como lo estoy viviendo. Supongo que será la primera semana hasta que me adapte. En mi equipo de trabajo (primera semana de entrenamiento), somos un Server, una asistente y yo. Ésta ultima, una chica de serbia, me está amargando un poco y por no decirle cuatro cosas y que me cojan manía los encargados me las tengo que callar y aguantar. Se piensa que lo sabe todo y que yo lo se todo, lo único que pasa, es que ella ya sabe el funcionamiento del trabajo y quiere que lo hago yo todo perfecto como se piensa.
Aunque ya quede poco para que me “mande”, ya que para dentro de unos días empezara mi trabajo de verdad y junto a un Server empezare solo el trabajo diario.
Se que voy a tener mis errores al principio, pero eso me dará fuerzas para mejorar y no equivocarme la próxima vez.

De camino a Skagway en Alaska

Compartir en facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *