Octavo y noveno día a bordo

Justo hoy hacia una semana en el que embarque a bordo del Disney Wonder, así que empezaba a poner el practica lo que me habían enseñado durante toda esta semana pasada junto a mi nuevo Server, un chileno. La verdad es que no me interesa mucho el hecho de estar con un chileno, aunque en parte también si me interesa. Por la parte que si, es porque al ser yo bastante nuevo, me puede explicar las cosas mas rápido y de manera mas detallada, en cambio, no me interesa, porque mantengo conversaciones con el en español (menos cuando están los managers delante jeje).
Siendo el primer día, comenzamos el turno de la cena a las 5 de la tarde, preparando mi estación. En esta ocasión, me han dado junto al Server, dos únicas mesas, de 8 comensales cada una. Así que durante toda esta semana, estaremos atendiendo a los mismos clientes en todas las cenas durante los próximos 7 días. En el barco se da un servicio bastante rápido, casi no hay tiempo para descansar, por no decir que no lo hay. Desde las 5 que empezamos, hasta las 11 de la noche mas o menos que terminados, estamos de un lado para otro, aunque siempre hay tiempo para aprovechar y divertirte tanto con los mas pequeños y junto a los mayores haciendo algunos trucos de magia. Trucos de los cuales, cada día voy aprendiendo más de los maestros que hay abordo (compañeros de trabajo).

Ya el segundo día, el noveno abordo empezaba el caos, los desquicies y me preguntaba momento tras momento que es lo que hacia aquí metido. Todo desde fuera se veía tan bonito, pero te das cuenta de que no es así. Supongo que al ser todo nuevo para mi, pues hace que lo vea todo difícil e imposible.
Lo veo todo tan complicado que me pierdo, pero a la vez que pasan los días, espero poder adaptarme y darme cuenta de donde estoy. La única pega; quieren perfección. Pero es tan mayor, que lo veo demasiado exagerado. A la mínima cosa que le falte algo a la mesa, ya te están comiendo por detrás para que lo hagas como quieren.

Disney Wonder

Compartir en facebook
2 Responses to “Octavo y noveno día a bordo”
  1. Wolf says:
  2. carlos.lzn says:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *