Empezando la preparación

Finalmente me solucionaron el tema del visado/pasaporte. Mandé el domingo un email a Disney donde explicaba mi problema, pero me contestaron con que no había ningún problema, que ellos mismos pidieron 5 días para poder entrar a Canadá, aunque realmente no entiendo porque a mi me lo sellaron solo por esos 5 días y a los demás sin limite (supongo que serán 90 días), pero bueno… Al trabajar en el barco, nos dan una tarjeta de identificación con la cual podemos entrar y salir sin problemas.

Ahora bien, el lunes llegaba el día en el que tenía que empezar a prepararme para lo que realmente venia, antes que nada teníamos que hacer un curso de “Personal Survival Techniques”. Este mismo día, cuando me levante tuve poco tiempo para ir a desayunar ya que teníamos que estar todo el grupo a las 7.30 de la mañana fuera del hotel, así que con mi compañero de habitación del hotel, un croata de unos 37 años, nos fuimos con prisas a desayunar, tiempo el cual solo teníamos 5 min. Llegamos al restaurante para empezar el desayuno buffet e inocente de nosotros dos, pensábamos que nos iba a costar barato el buffet, pero no fue así, la sorpresa después de solo desayunar 1 zumo de naranja, 1 tostada, huevos revueltos con salchichas y bacon fue mayúscula, cuando vimos en la factura que el desayuno nos costó $36. Algo mosqueados nos fuimos hacia la salida del hotel donde nos reunimos con el resto del grupo donde unos 10 minutos más tarde una furgoneta nos recogió para llevarnos al BCIT Marine Campus.

BCIT Marine Campus - Vancouver

En el campus, a las 9.00 de la mañana empezaba el curso de “Técnicas de Supervivencia”, curso el cual nuestro gran profesor Barry Walker impartía. Fue capitán de barco durante varios años, hasta que hace siete años dejó en puerto los barcos y empezó a dar clases tanto para capitanes de navieras como para jóvenes como yo con ganas de empezar a trabajar.
En el curso de 12 horas de duración, que era lo que nos pedían, teníamos desde como colocarnos un chaleco salvavidas, pasando por una embarcación de salvamento y elementos de supervivencia, entre otras cosas.
El curso se dividía en 2 fases, 6 horas diarias, y cada hora y media teníamos tiempo de descanso, donde aprovechábamos para irnos a conocer un poco el pueblo donde se ubicaba el campus. Tuvimos la gran suerte de tener una vistas increíbles desde donde estábamos, ya que a la otra punta veíamos la ciudad de Vancouver y el mismo puerto donde cogeremos el barco que nos llevará a la deriva.
Como anécdota curiosa, íbamos el grupo hacia el pueblo, y se nos acercó un hombre de unos 27-35 años, con un papel y nos dijo expresamente:
– Hola busco amigos.

Así que yo personalmente saqué mis propias conclusiones: o era verdad de que buscaba amigos; llegaría nuevo a Vancouver y necesitaba el cariño de buena gente como nosotros :p, o es que se estaba intentando reír en nuestra cara ya que estaría aburrido un día caluroso como el que hacía. Al final seguimos a nuestro rollo y nos fuimos de visita por el pueblo canadiense.

Ahora bien, no todo era cuestión de clases y preparación, también teníamos nuestras horas de relax, tiempo para disfrutar de la ciudad, del hotel y de los compañeros. Así que el primer día de campus, una vez llegamos al hotel, nos fuimos a comer al restaurante ya que lo que nos daban de comer en el campus, no eran mas que cuatro trozos de pan con agua.
Aprovechamos un poco la tarde para descansar hasta que sobre las 7 de la tarde nos fuimos tanto mi compañero de habitación y una compañera, a conocer un poco Vancouver. Fuimos con la intención de visitar un poco y hacer unas compras de última hora, pero finalmente, no dudamos en aprovechar la tarde-noche en salir a dar una vuelta por los distintos clubes/pubs que habían por la zona. Tuvimos la suerte de chocarnos con un “concierto”, donde tomándonos unas cervezas en la calle(cosa que es ilegal en Canadá, con penas de cárcel), conocimos a unos chic@s donde nos dijeron que no tuviéramos las cervezas en mano sin taparlas, así que aprovechamos que habíamos comprado calcetines, y las tapamos con ellos. Finalmente tuvimos la “Socks Party”, cervezas tapadas con calcetines; todo un lujo canadiense jeje.

Socks Party at Vancouver City

Todas estas cosas contadas hasta hora pasaron los 2 primeros días, ya el lunes tuvimos la “conferencia” para familiarizarnos con las tradiciones de Disney. Ver desde como empezó Disney hasta cuales son los personajes de los dibujos animados, que compañías colaboran con Disney, hasta que finalmente me dieron mi chapa que me identifica como Carlos de España. Todo esto acompañado del desayuno y almuerzo gratis (recordar que las comidas en el hotel disponemos de $250 para gastar en los 4 días que estábamos aquí).
Una vez acabado las tradiciones de Disney, tocaba día de relax de nuevo, sin salir del hotel, relajados en la habitación, mientras escribía todo este tocho, escuchando música y mi compañero de habitación jugando a la PSP. Eso sí, la ultima cena fue de la más grandes que me he pegado, tenia $100 dólares para gastarme yo solo, no dude en comerme todo lo bueno que veía en el menú; desde unas Bruschettas pasando por el famoso Steak Freat.

Así que nada, hasta ahora esto es todo lo que me a pasado, toca disfrutar de la experiencia abordo, ver que es lo que me espera, y aprender día a día tanto de lo que me enseñen los profesores como de los compañeros que llevan ya tiempo trabajando en el barco.

Un saludo a tod@s !!

Compartir en facebook
4 Responses to “Empezando la preparación”
  1. José Carlos DS says:
  2. Juan Lozano says:
  3. jhon william says:
  4. carlos.lzn says:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *