El día que llegué al Valle de Sapa

Conocida mundialmente por sus terrazas de arroz, Sapa (Sa Pa en Vietnamita), es el lugar por excelencia del norte del país. Allí, además de las grandes terrazas de arroz, se concentran los distintos grupos étnicos del país.

Sapa a día de hoy vive del turismo masivo que llega cada día. Sus restaurantes llenos de turistas a rebosar; sus pequeños puestos de comida, abiertos tanto para los grupos étnicos (donde cambian productos), como para los turistas; además del mercado central donde las distintas etnias (H Mong, Dao do, Tay, Giay y Xa Pho) estarán asechándote para venderte cualquier tipo de prenda.

hmong-sapa
mercado-sapa

El trayecto comenzó desde la ciudad de Dien Bien Phu (frontera con Laos). Me separaban unos 300km que me propuse hacer en ese día. Fue un trayecto bastante complicado, no por la carretera en sí, sino por los distintos obstáculos que tuve que pasar, desde lluvia, cortes de carretera a pasar por caminos completamente embarrados. Finalmente la llegada (con frio) valió la pena, hasta que nada más llegar a Sapa, me di cuenta de que ese mismo día era Fiesta Nacional y los precios estaba por las nubes.

El trayecto bordeaba lugares espectaculares.

El trayecto bordeaba lugares espectaculares.


No siempre son buenas alternativas. En ocasiones hay cortes de carreteras...

No siempre son buenas alternativas. En ocasiones hay cortes de carreteras…

No tuve más remedio que pagar un precio desorbitado para una habitación (llegué un poco tarde y no podía patearme todo el pueblo en busca de alojamiento y tuve que pagar unos 120.000 dongs) y quedarme una noche y aprovechar la mañana del siguiente día en busca de una habitación más barata de precio.

Al día siguiente, por la mañana, me puse a buscar el alojamiento y encontré este por 40.000 dongs:
Pinocchio Hotel

lago-de-sapa
llegando-a-sapa

En mi caso, me quede en el dormitorio, en la azotea con unas vistas espectaculares. Simplemente me encantó la estancia allí, lástima que la noche anterior antes de irme al trekking, cayera la del pulpo y la habitación era una piscina, donde mi mochila quedó encharcada, calando por dentro y mojándose parte de mi ropa, y mis playeras (con los que iba a hacer el trekking mas de lo mismo), no tuve remedio que comprarme unas nuevas.

Además de visitar el mercado central, me acerqué a ver la catarata Thac Bac(de unos 200m), se encuentra sobre los 5km a las afueras del pueblo.

catarata--thac-bac

Sapa, es un buen punto de partida hacia las aldeas tribales. Desde el mismo mercado puedes contratar los tours que las mismas mujeres te ofrecen para ir a visitar sus aldeas. En la entrada anterior explico cómo fue mi experiencia.
Recorriendo las aldeas tribales de Sapa.

sapa

niño-en-sapa

niño-de-sapa

interior-del-mercado-central-de-sapa

abuela-de-sapa

Compartir en facebook
2 Responses to “El día que llegué al Valle de Sapa”
  1. Macarena says:
  2. José Carlos DS says:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *