Dalat, ciudad de las flores

Dalat (Đà Lạt) se encuentra situada a unos 1.500 metros sobre el nivel del mar y es la capital de la Provincia de Lam Dong. Fue construida por los franceses y es un punto de escapada para los vietnamitas que quieren escapar del calor, ya que las temperaturas en la ciudad son más que agradables tirando al frio.
La llaman la ciudad de las flores, y es que allá donde vayas, te encuentras a vendedoras de flores, además de que la ciudad tiene dos industrias que producen dos flores típicas. Las llamadas hortensias o las Xerochrysum bracteatum, conocida vulgarmente como siempreviva, siempreviva dorada, flor de papel, inmortal, u oropeles.

mercado de flores

Para llegar hasta Dalat, lo hice desde Phan Rang, un pueblo famoso por ser centro de operaciones militares de Vietnam, además, se encuentra el campo de aviación militar Vietnam People’s Air Force (VPAF).

El trayecto fue un poco caótico. Recordemos que estoy viajando por Vietnam en moto, y llegar hasta Dalat fue tarea fácil hasta que llegué al último tramo, unos 50km. Y es que solo había curvas y más curvas. No fue suficiente, sino que además el recorrido era de tierra y se hacía interminable. Eso sí, las vistas que tienes desde las montañas son dignas de ver, y el hecho de poder hacer este recorrido a mi manera, me está dando la oportunidad de pararme donde me plazca y disfrutar los paisajes de una forma más relajada.

Una vez llegados a Dalat, me fui directo al hostal que tenia previamente apuntado en el móvil, ya que al tener GPS, pues pude ir directamente hacia allí. Un hostal sencillo, por el módico precio de 8$, con un cuarto y dos camas y baño dentro. Además, me permitían meter por la noche la moto en la recepción, y es un punto a favor, ya que uno no se fía demasiado de lo que puede pasarle por la noche dejándola fuera.

Ya instalados, lo mejor es salir y empezar a recorrerme un poco la ciudad. Lo primero que hice fue almorzar, y como no, después de leer otro blog, recomendaban una pizzería. La Bingo Pizza, a escasos metros del hostal, donde preparan una gran variedad de pizzas. Por unos 4$ me comí una mediana que estaba bastante buena, y es que después de estar tanto tiempo alimentándome a base de noodles y arroz, apetecía algo diferente.

lago Xuan Huong

Luego aproveché para caminar por el mercado central, donde te venden todo tipo de productos, desde las famosas flores, pasando por artesanía local, ropa, comida, etc. Vamos una gran variedad de cosas. Y qué mejor que acabar la tarde, que dando una vuelta por completo al lago Xuan Huong, el cual tiene 5km de diámetro.
El lago ofrece diferentes actividades, desde navegar por él por medio de unas barcas en forma de cisne, a coger una caña y ponerte a pescar. Y es que, cualquier esquina está rodeada de pescadores.

La noche caía sobre Dalat, y lo mejor para terminarla era recorrerse un poco los alrededores y finalizarla cenando en el mercado central. Los puestos callejeros inundan las calles y hacen de él, una noche mágica.

Mi segundo día por la ciudad de las flores, comenzaba con un buen desayuno en un restaurante llamado Chocolate, que queda enfrente del hostal un poco más arriba. A partir de ahí, me fui a ver la llamada Crazy House de Dalat.

crazy house dalat

La Crazy House o la llamada Hang Nga Guesthouse, fue un proyecto personal de la arquitecta vietnamita Dang Viet Nga, que estudió en una Universidad de Moscow, y fue abierta al público en 1990. Aún queda para que se termine de construir, y estiman que lo estará a partir del 2015.
Podríamos decir que la obra está inspirada en el trabajo de Gaudí y enfocado a Alicia en el país de las maravillas. El precio de entrada es de 40.000D (1,50€).

Una vez acabada la visita, tuve que irme rápido al hostal, ya que empezaba a llover y granizar (si, granizar en Vietnam, y es que hay que recordar que estamos a 1500m sobre el nivel del mar), así que tuve tiempo para descansar y desconectar un poco.

cataratas datanla
waterfall datanla in dalat

Una vez que paró, me fui a ver las cascadas de Datanla. En realidad, en la ruta hacia las cascadas, hay 7 en total, pero para ello, tienes que caminar bastante. En mi caso, solo fui a la primera, donde además, para los más gandules, hay una montaña rusa que te lleva hasta ella. Luego si quieres ir hasta la segunda y tercera, hay un teleférico (previamente pasando por caja) y para las demás, o puedes ir caminando, o bien mediante otros camino de carretera que hay más abajo del principal.

monte lang biang en dalat

Y para terminar mi visita, a la mañana siguiente, me levante pronto y me fui hasta el monte de Lang Biang. Situada a unos 16km del centro de la ciudad, este monte se eleva hasta una altura de los 2400m.
Para llegar hasta ella, lo puedes hacer o bien mediante unos jeeps que te recogen en el principio de la montaña (no puedes subir con tu vehículo), o bien como hice yo, caminando. Un buen paseo de unos 6 km de subida y otros 6 km de bajada. Eso sí, una vez llegas arriba, las vistas son espectaculares, y se agradece el paseo. Además puedes ver caballos salvajes, tanto en el monte como en el pueblo cercano, y es que dicen que hace unas décadas atrás, era posible ver hasta rinocerontes y tigres salvajes.

vistas de dalat
monte lang bieng dalat
caballos salvajes en el monte lang biang
subida al monte lang biang

Compartir en facebook
3 Responses to “Dalat, ciudad de las flores”
  1. Cari Alemán says:
    • carlos.lzn says:
  2. Claudia says:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *