Mi viaje por París continuaba, y siendo mi tercer día, junto con las chicas, nos fuimos pronto al “Boulevard de los Inválidos”. Su historia dice que fue un complejo construido bajo el mandato del rey Luis XIV de Francia para dar cobijo a los veteranos inválidos de guerra que quedaban sin hogar.